Rosalía, Una Cantaora Glocal.

por Arturo González Salas

Un día de eso que el Youtube te propone canciones, le di clic a una canción de Rosalía con J.  Balvin, Brillo se convirtió en una melodía obligada para iniciar la mañana, lo que desencadenó un afecto por conocerla y disfrutar de sus éxitos e interpretaciones en solitario.

La particular de su vestimenta tan a la moda, así como su toque flamenco lograron cautivarme a tal grado de ser uno de los pocos artistas de los que tengo canciones descargadas en mi celular. La sigo en las redes sociales, estoy al pendiente de su propuesta y entrevistas, además de intentar desglosar los motivos por los que se ha convertido en una artista tan aceptada en la escena musical.

La guapa artista se ha permitido una suerte de glocalización, lo que significa que por medio de sus acentos españoles le ha ofrecido al mundo una propuesta con toques actuales que al final de cuentas referencian a la audiencia a los tablaos y cantes flamencos.

Es una mujer que además genera agenda con temas artísticos como el canto y baile flamenco, aborda el amor y el desamor, propone una estética muy peculiar en sus videos, presentaciones y canciones, colabora con artistas de diversas latitudes, así mismo se encuentra activa en las redes sociales y en los medios de comunicación tradicionales.

En una entrevista para un medio español, se le cuestionaba sobre los detractores de la escena flamenca, a lo que respondía que su música no era para que le gustará a todo el mundo, sino para que pudiera expresar lo que ella es. En la misma charla referencia a los cantadores consagrados, Camarón por ejemplo, por lo que destruye esa brecha generacional.

La esencia de esta cantadora catalana de 23 años es abordar también temas que son delicados en la sociedad, por ejemplos las relaciones de pareja, los celos, la autoestima, la pasión y la sociedad. Por lo que sus canciones (aunque pocas) son objeto de reproducciones y asedio.

Observándola desde el marketing, Rosalía Vila es un caso de estudio de cómo consolidar el trabajo artístico por medio de los siguientes ingredientes:

  • Estudio y capacitación musical, algo que se olvida cuando se cree poseer talento (tiene más de una década estudiando y practicando).
  • Talonearle y telonear, es decir, mucha talacha, el picar piedra le ha permitido ver como se manejan estrellas que le llevan rato en la industria.
  • Congruencia con su forma de ser, su edad, sus gustos, su historia de vida y su manera de interpretar la vida.
  • Confiar sin prepotencia, eso es uno de sus fuertes, es decir que sabe lo que quiere, se nota a leguas que tiene claro su rumbo, pero no por ello, se ve como petulante y ensimismada.
  •  Integra a sus fans en dinámicas virales, en particular en su último video “Pienso en tu mirá”.

Su forma de vestir es como esta nueva ola de cantantes españolas que le han sacado partido al género urbano, Lola Índigo, Brisa Fenoy, Beatriz Luengo, Aitana y Bad Gyal, por citar algunas. En el campo masculino Tangana, Dellafuente, Alvaro Soler, así como antecesores como Alejandro Saenz, David Bisbal, Los del Rio y Pablo Alboran, en las chicas Rosario, Rosana, Martha Sánchez, Mónica Naranjo y Las Kepchup.

Rosalía posee cerca de una decena de premios, goza del reconocimiento de algunos de los grandes del flamenco, incluso en sus inicios abrió sus conciertos, ahora colabora con varios de ellos.

Es una artista que se deja guiar por los especialistas, en los planos de la producción musical ha desarrollado una oferta muy particular, sofisticada e interesante. En la identidad de sus videos, redes y publicidad, juega con el halo español y la vanguardia discursiva de los jóvenes, es una de esas niñas lindas que gusta verle de mala, tanto así que sus sencillos están divididos como en estas obras de teatro o capítulos de series, por lo que Malamente, En planta, y ahora Pienso en tu mirá, son una especie de obra en escenas, una dosificación de contenido que al verlo de corrido presenta la misma línea.

Hay mucho que aprender de las palmas y salero de Rosalía, sin embargo, comparto los puntos que puede emplear cualquier artista emergente y por tanto conseguir destacar al aplicarlos:

  • Un discurso poderoso genera adeptos, así como las caderas zigzagueantes de Shrakira, el tono africano de Beyonce, los toques latinos de Selena Gómez, son amplias líneas de comunicación, el flamenco es un detonador de fans.
  • Interpreta con tu forma lo que ya existe, así podemos ver como Rosalía siente y presenta algunas melodías para “Suena Guernica”, acto que se construyo para conmemorar los 80 años de la obra maestra de Picasso.
  • Ligado al punto anterior, es importante mantener firmes los referentes, venerarlos, darles su crédito, darles su lugar para construir el propio.
  • Confía en el talento de los demás, tanto como quieres que ellos confíen. Contrata profesionales, arma un equipo y aliméntalo tanto con recursos como con inspiración.
  • Usa las redes sociales virtuales, pero antes de todo protege los derechos de tus melodías, letras, arreglos y diseños.
  • Sácale jugo a la moda, los diseñadores emergentes y los creadores de indumentaria y accesorios, suelen colaborar con aquellos que tienen un proyecto planeado y en vías de crecimiento.

Esta entrada fue posteada el miércoles, agosto 22nd, 2018 a las 6:10 pm en la categoría Inicio, Marketing, Marketing Musical. Puedes seguir este post en el siguiente RSS 2.0 feed.

Deja un comentario