Publicar V/S Incidir (O El “Síndrome Del Hombre Frente Al Espejo”)

por Marco Nicolini

Declaro abiertamente ser una persona que reflexiona sobre “internet” desde que tengo uso de razón. De esta red que apareció como un experimento militar y que revolucionó nuestras vidas, transformándolas por completo desde el momento en que pasó a convivir y ser una extensión nuestra, al estar disponible en nuestros celulares.

En este afán reflexivo me pregunto, ¿Cuál es la razón por la cual Internet se convirtió en algo tan trascendente?

Una posible respuesta a lo anterior, es lo mismo por que las marcas se engañaron: Internet modificó nuestras vidas ya que en términos concretos, transformó  nuestro comportamiento diario, hizo que nos calláramos (verbalizamos menos), que dejáramos de compartir en la “vida real” y pasáramos a llevar una existencia “virtual”, así que desde acá, entenderemos por “incidir” “la capacidad de lograr que otro haga algo” que “cambie su comportamiento” que “lo modifique”

¿Sería importante internet si no hubiese “incidido” en nuestras vidas de la manera en la que lo hizo? La verdad es que no, o al menos no tendríamos como saberlo.

Planteado lo anterior, es valido que hoy pensemos que las marcas “cayeron en la trampa”, se confundieron, erraron la táctica, no entendieron el canal ni la lógica, creyeron que con “publicar contenido en un canal virtual” estaba todo hecho, creyeron que el “resto era magia” y estamos muy alejados de ello (publicar sin sentido, a eso me refiero)

¿Qué se hizo mal?

Sencillo, publican antes de construir una comunidad, sin leer, sin entender, ni conectar, sin un objetivo claro, por lo tanto su “incidencia” es cero (recuerden que vivimos tiempos oscuros, donde los alcances orgánicos de todos los canales están en el piso, lo que significa que nadie que no nos quiera ver, nos verá)

¿Cómo pueden incidir las empresas a través de un mensaje?

La respuesta no por ser sencilla deja de ser compleja,  y acá recordaré uno de los sentidos básicos de la comunicación que es “lograr que algo suceda en el receptor” y en códigos de internet, que nos “cuente” que ese “algo” se produjo.

Volveré a la pregunta anterior y le añadiré un poco de complejidad:

¿Cómo puede incidir en el comportamiento de alguien el mensaje de una marca en internet? La verdad es que puede incidir de múltiples formas; por ejemplo, dando razones para que se prefiera un producto, o evitar que llame al call center (y apoyando con esto, en la disminución de los tiempos de respuesta en una primera línea de atención), o “ser parte del discurso del día a día” (sobre todo en marcas con sentido social, o “con voz” sobre algunos temas contingentes), entre otros.

Todas esas acciones realizadas por parte del receptor,  debemos buscar que queden manifestadas en nuestros canales de comunicación digital, ya necesitamos rastro de ellas (el famoso “call to action”: cuéntanos, comparte, dinos que sientes, coméntanos, etc.)

A continuación les dejo una serie de preguntas de deberías hacerte antes de realizar una publicación en internet (sea cual sea)

¿Qué debería suceder luego de la publicación que quiero realizar?

¿Para qué estoy publicando?

¿Esta publicación está escrita, grabada, entendiendo los códigos del receptor o según lo que yo CREO?

¿Cuándo se considerará exitosa esta publicación? ¿Cómo mediremos su efectividad desde las métricas?

Luego de que nos respondas lo anterior (realizando un checkeo rápido), recién publica y recuerda siempre la ley básica de Internet = MÁS RELACIÓN, MENOS TRANSACCIÓN.

Sólo a modo de complementar lo expuesto anterior y para que se tomen en serio e incorporen una estrategia de publicación y así el “hablar por hablar”:

“Si más personas interactúan con nosotros, más nos verán y nuestro alcance orgánico aumentará, con ello, nuestras acciones serán mejores en términos de alcance.”

Para finalizar: escuchen, midan, analicen, creen conocimiento  de las respuestas de sus publicaciones, (ya hablaremos, si quieren, sobre eso) para evitar caer en el, como lo bauticé, “síndrome del hombre frente al espejo”, que se mira, habla solo, cree que otro lo mira y se autoengaña diciendo que lo está haciendo increíble.

¿Hablar por hablar o hablar para incidir?

Los invito a comentar, debatir, aportar y preguntar lo que necesiten. Saludos!

Esta entrada fue posteada el miércoles, febrero 20th, 2019 a las 10:22 pm en la categoría Inicio, Internet. Puedes seguir este post en el siguiente RSS 2.0 feed.

Deja un comentario