De Lo Lineal A Lo Exponencial: Cosas De Madurez.

por Juan Jose De la Torre

Hoy nos encontramos frente a un escenario altamente incierto y cambiante. Un mayor acceso a la información y la democratización tecnológica están generando grandes transformaciones en el ámbito de los negocios, pero también en lo político y lo social. Por eso, contar con información adecuada que nos permita visualizar con mayor claridad dónde me encuentro y hacia donde debería avanzar, es más relevante que nunca.

Es así que el año pasado en Virtus Partners decidimos crear el Índice de Madurez Digital Virtus (IMDV), una herramienta que mide el nivel de transformación de empresas y startups de todas las industrias y tamaños, identificando sus principales desafíos y oportunidades frente al nuevo entorno competitivo. Su primera versión, para cuya elaboración se analizaron una veintena de estudios top a nivel mundial, se centró en las 400 mayores empresas de Chile y el ecosistema de Start-Up Chile -la mayor aceleradora de negocios de América Latina y una de las más importantes del mundo-, dejando en evidencia importantes desafíos. Por ejemplo, dos tercios de las compañías participantes sostuvieron no contar con el talento necesario para llevar adelante con éxito sus procesos de transformación, y a pesar de que la mayoría de ellas creía tener al cliente al centro de sus decisiones, la verdad es que menos de la mitad realmente lo hacía.

Hoy estamos levantando la data para desarrollar la segunda versión, y hemos más que duplicado la participación del año anterior, lo que nos permite sostener con orgullo que sigue siendo la mayor medición de este tipo en Chile. Sin embargo, creemos que su impacto puede ser aún mayor, y es por eso estamos haciendo un importante esfuerzo con el apoyo de plataforma Flumarketing, para ampliarlo a otros países de América Latina, tales como México, Colombia, Perú, Ecuador y Paraguay.

Pese a que en la región hay un buen nivel de integración de tecnologías digitales a nivel corporativo, esto no es suficiente para avanzar en los procesos de Transformación Digital. Esta requiere un abordaje integral y, por lo mismo, el IMDV se centra en seis dimensiones de análisis: Estrategia Digital; Experiencia de Clientes; Cultura y Gestión del Cambio; Innovación y Nuevos Modelos de Negocios; Data & Analytics, y Procesos, Tecnologías y Operaciones Digitales.

De este modo, el desafío de las empresas latinoamericanas es dejar de tan solo ver las tecnologías digitales como una solución para reducir costos, y comenzar a entenderlas como habilitadores para crear nuevas experiencias únicas y mejores para nuestros clientes y colaboradores. Esto nos permitirá avanzar hacia la actualización de nuestras propuestas de valor y el desarrollo de nuevos negocios, los que muchas veces pueden incluso ir más allá del core, pasando de la clásica mejora lineal a la transformación exponencial. Pero para que esto sea posible, lo primero es tener un diagnóstico certero que nos permita trazar con más certeza este camino hacia lo nuevo y, en esa línea, el IMDV tiene un gran aporte que hacer.

Desde Virtus realmente nos hemos comprometido con apoyar a las organizaciones en su camino hacia la Transformación Digital, haciendo que más que un desafío esta sea una oportunidad que les ayude a redefinir la relación que tienen con sus clientes y colaboradores y, al mismo tiempo, explorar y desarrollar nuevos modelos de

Esta entrada fue posteada el lunes, noviembre 4th, 2019 a las 10:47 pm en la categoría Inicio, Transformación Digital. Puedes seguir este post en el siguiente RSS 2.0 feed.

Deja un comentario