¿Qué Hace Falta Para Tener Una Marca Genuina En 2018?

por Fernando Johann

Ser una oferta relevante en el mercado es y fue siempre un desafío. En particular, entrado el siglo veintiuno, nos peleamos en el mercado por los dos capitales más escasos que existen, la atención de nuestros clientes, y la confianza que nos puedan tener.

Ambos capitales son difíciles de conseguir. La atención de los dos, es el que tiene el mayor número de accionables conocidos. Un buen lugar para empezar es el libro, La vaca púrpura de Seth Godin (que tiene un lindo resumen en español aquí)

La confianza, al contrario de la atención, es algo que se construye con el tiempo, que tiene andamiajes que hay que encargarse de cementar y reforzar a  cada paso. Una vez perdida la confianza, poco nos queda.

La forma en la que una marca construye confianza en 2018 es a partir de ser genuina. Lo genuino viene siendo algo de revisión constante, los factores a tener presentes, a continuación.

Nombre y Apellido.

Las personas buscan personas. Las instituuciones, sus pergaminos y laureles, los escudos y la historia ya no importan. Los consumidores buscan a María y su historia. A lo que le pasa que la relaciona con la marca y los factores que me pueden identificar, o alejar de la marca. Importante: alejarse de quién no me ve atractivo es tan eficiente como acercarme a quienes si me ven así.

Una vez es el máximo de veces que quiero explicar mi problema. No. No me gusta viajar en la ventanilla, ya te lo había dicho en el viaje anterior. Las relaciones  deben ser relevantes a la hora de comunicar la marca si queremos ser genuinos. Lo que decimos y comunicamos debe verse reflejado en nuestras relaciones. Relaciones humanas con personas de carne y hueso.

Adiós a la dirección de email que no se entiende. Todo va con nombre.apellido@marca.com. Cosas como info@… o caf@marca.com están totalmente prohibidos si queremos ser genuinos.

Animarse a sacar el movil y utilizar las fotos que se toman con él puede hacer toda la diferencia entre que te crean o te consideren una fachada.

La era del Fuckup.

Vivimos la década de aceptar los errores  e incorporar los aprendizajes que de ellos han surgido. Ser literal a la hora de decir que nos equivocamos es el camino para ser genuinos. Todos nos equivocamos.

A veces algo se rompe, no tiene arreglo ni solución y hay que vivir con ello. Acomodar los aprendizajes para que se consitituyan en una historia de éxito solo nos hace quedar como negadores de nuestro proceso. Ser genuinos es aceptar las consecuencias no reparables de nuestros errores y comunicarlo con la gravedad del caso.

Lo que sea que haya pasado, hay que mostrarlo sin cera. Los escultores clásicos cubrían con cera los errores de sus trabajos para esconder imperfecciones. Todo a la luz, de manera sincera

Foco Laser

Una marca que hace solo sobreros de paja toquilla es mucho más autentica que una marca surfer de ropa que vende remeras blancas lisas. La variedad impide la esencia de las cosas. Para ser genuino en 2018 deberemos optar por hacer menos cosas, abarcar menos líneas, menos espacio. Poner la energia en un punto. Vivir el producto, la oferta, el cliente, la marca. En un solo punto.

Construir confianza será una tarea artesanal siempre. La confianza es de uno a uno, es cara, pero si uno es genuino, construye una confianza que soporta cualquier terremoto.

Esta entrada fue posteada el lunes, enero 8th, 2018 a las 1:53 pm en la categoría Branding, Inicio. Puedes seguir este post en el siguiente RSS 2.0 feed.

Deja un comentario