Flumarketing Cesar Trujillo 2016 Digital era

Super Poderes Digitales: Parte I.

por Cesar Trujillo

Durante los últimos veinte años, la humanidad ha vivido la digitalización paulatina pero implacable de numerosos aspectos: desde las áreas de trabajo (involucrando áreas de desempeño tan amplias y diferentes como el marketing y la publicidad, los deportes, la medicina, la educación, la comunicación, las industrias del entretenimiento, y las diferentes manifestaciones artísticas) hasta las actividades más cotidianas y comunes: hablar con amigos, encontrar mejores rutas para llegar en coche o en bicicleta a nuestro destino, mejorar nuestro desempeño físico, solicitar domicilio o, inclusive, conseguir pareja. Parece que todo aquello que llamamos “digital” ha llegado para cambiar nuestras vidas y hacerlas más ricas y fáciles. Y esto se ha hecho aún más fuerte desde la masificación de los smartphones, que claramente ocurre a partir de 2007 con la introducción del iPhone y el consecuente desarrollo de plataformas móviles como Android y Windows Mobile. Así, en realidad esta nueva etapa digital tenemos literalmente nuevos poderes en la punta de nuestros dedos, pero también con estos poderes parecen llegar nuevas responsabilidades e implicaciones. Y esto significa también que hay muchas posibilidades y hasta peligros fehacientes.

Sin embargo, a pesar de la importancia creciente de la digitalización del mundo, es claro que muchas industrias y personas aún no saben como entender lo digital, y peor aún, no saben como lograr sacar provecho o desenvolverse en digital de manera fluida y efectiva, aprovechando los aspectos positivos para sus servicios, productos y procesos internos, y evitando también los riesgos que plantea la digitalización. Es cada vez más claro que lo digital no se trata de una moda pasajera o un fenómeno sociológico y tecnológico traducido en millones de dispositivos fijos y móviles, redes sociales, chats y llamadas de WhatsApp, o video conferencias via Skype o Facetime. No. Eso que llamamos hoy “digital”, ha venido para quedarse, y por largo tiempo: es casi una etapa necesaria en la evolución de la humanidad como especie, una herramienta múltiple, fecunda y necesaria para facilitar y mejorar muchas de nuestras tareas personales y profesionales. De hecho, si entendemos que aquello que llamamos digital ha venido creciendo su participación en el mundo de los negocios y la vida misma de las personas durante los últimos años, no es muy difícil concluir que la digitalización no hará otra cosa que aumentar su influencia en nuestras vidas.

Pero ¿qué es lo digital? ¿Cómo abordarlo, de donde viene, cómo se come, cómo puedo hacer de digital un vehículo para la transformación de mi negocio? Para esto es importante ir paso a paso.

Durante este y una serie de artículos que vendrán a continuación brindaré una visión didáctica que permita entender de manera fácil, rápida (y espero que también resulte entretenida para los lectores de Flumarketing) los antecedentes de la digitalización, el proceso por el cual el mundo vive actualmente la era digital, su estado actual y sus posibilidades futuras. También describe detalladamente las claves y reglas simples que han aplicado con éxito empresas y personas, beneficiándose y creando valor a través de los medios digitales. Pero es importante aclarar que estos artículos no constituyen un manual técnico o una verdad absoluta, sino que son más el compendio de la observación y de haber vivido esta revolución digital durante más de veinte años. Así, no busco que los lectores saquen más provecho de Instagram, que las empresas ganen un millón de seguidores en Facebook, o que aprendan los beneficios del Big Data para sus empresas. Estos textos tienen un enfoque mucho más estratégico. Sin embargo, hablaré a través de ejemplos logrados por diferentes individuos y compañías alrededor de todo el mundo. Cada ejemplo será explicado a través de las experiencias de sus creadores, algunos textos sobre los problemas que enfrentaron, sus soluciones, y sus resultados. Busco que mediante estos ejemplos el público pueda entender los cambios de paradigma que implica la digitalización, así como sus proyecciones e implicaciones hacia el futuro de la humanidad. Y para lograr esto, creo que es clave entender un poco de historia para saber cómo hemos llegado hasta acá.

Un poco de historia: La plataforma para lanzar el cohete de la era digital.

 Cesar1

Netscape Navigator, el primer navegador comercial de internet. 1994. 

En 1993, Marc Andreesen, entonces un estudiante de ciencias de la computación en la Universidad de Illinois, creó junto a su compañero Eric Bina el primer navegador de internet amigable para las personas, el cual funcionaría por primera vez en un espectro amplio de sistemas operativos. Este navegador era el NCSA Mosaic y se basaba en el estándar de comunicación abierto entre computadores creado en 1989 por Tim Berners-Lee, denominado World Wide Web. El navegador de Andreesen se basaba en un protocolo llamado HTTP (Hyper Text Transfer Protocol), y utilizaba HTML, el lenguaje fundamental de la Web basado en enlaces que podían llevar a diferentes páginas. El mismo año, ya en California, Andreesen fundaría Mosaic Communications, y posteriormente el mismo año cambiaría su nombre a Netscape, siendo el Netscape Navigator el primer browser amigable, comercialmente viable y adoptado de manera popular en todo el mundo. Por ese entonces Marc Andreesen tenía apenas 23 años.Cesar 2

Primer banner de la historia, 1994 en Hotwired.com. Anunciante: AT&T

El 27 de Octubre de 1994, en una publicación llamada HotWired –la primera revista comercial en la Web y una extensión online de la revista Wired– aparece el primer banner de la historia de Internet: una pieza que permitía a los usuarios hacer click y llegar a un sitio web de AT&T. Este banner constituye oficialmente el primer anuncio de publicidad de la era digital; por ese entonces la Web contaba ya con un poco más de 30 millones de usuarios, y el banner en cuestión logró un 44% de Click-Through-Rate (en palabras más simples, 44% de las personas que vieron el anuncio hicieron click en él). El mundo entero comenzó entonces a hacerse consciente de la importancia de internet y su aplicación para el marketing: esto queda documentado en la Primera Conferencia de Internet Marketing en el mundo.

Para 1995, Netscape se lanzó como una empresa de oferta pública (IPO) en la bolsa de New York, atrayendo la mirada del mundo, de Wall Street, de competidores poderosos como Microsoft, y dando origen a la primera burbuja de Internet. En qué consistió la burbuja? Durante el período comprendido entre 1995 y 2000, miles y miles de personas se volcaron a crear empresas basadas en la web con el fin de generar ingresos a través ideas soñadoras de modelos negocio, y haciendo un gran uso de la publicidad en línea. Muchas de estas empresas eran apenas ideas iniciales de negocio, formadas como compañías para aprovechar el exceso de financiamiento mediante capital de riesgo. La estrategia de la salida incluía por lo general una oferta pública inicial de acciones en la bolsa generando una rentabilidad grande para los fundadores. Otras empresas punto-com fueron compañías ya existentes que se reconvirtieron a sí mismas como compañías del internet, y muchas de ellas cambiaron sus denominaciones para incorporar el sufijo “.com”.

Asi, tuvimos durante este tiempo mascotas.com, kozmo.com, amigos.com y cualquier tipo de nombres para negocios que no necesariamente tenían una idea clara de su propósito, pero que sonaban muy sexies para el mercado y la imaginación del público. No es de extrañar que esta fiebre digital, similar a la fiebre del oro de california en el siglo 19, tuviera una estruendosa y espectacular caída. Y esta caída se dió cuando la burbuja de las punto.com estalló en el año 2000, justo para inaugurar este milenio. Pero esa es otra historia, y hablaré rápidamente de esto en mi siguiente artículo en FluMarketing.

Esta entrada fue posteada el Viernes, mayo 20th, 2016 a las 4:43 pm en la categoría Inicio, Internet. Puedes seguir este post en el siguiente RSS 2.0 feed.

Deja un comentario