marketing musical

Marketing Musical En El Siglo XXI: El Futuro De Un Sector Desde El Centro De La Sociedad

por David Peralta Alegre

El marketing musical es todavía hoy en día una disciplina en fase de desarrollo. Algo que ocurre tanto por la carencia de profesionales especializados, como por la falta de conciencia desde dentro del sector de la música clásica de su necesidad e impacto.

El siglo XXI está siendo testigo de uno de los cambios sociales más importantes de la historia de la humanidad gracias a internet y las redes sociales. Donde el marketing ya no es una forma unidireccional de vender un producto, sino más bien una conversación entre las empresas y la sociedad para descubrir y cubrir sus necesidades.

La música clásica ha vivido durante mucho tiempo encerrada en salas de conciertos, donde el silencio y la ovación eran la única forma de interacción con el público. Pero la música es efímera y es arte solo cuando es interpretada. De ahí la necesidad de ayudar a perpetuarla gracias al marketing musical.

El sector clásico ha vivido mucho tiempo dejando a la sociedad desarrollar nuevos gustos y tendencias sin preocuparse por formar parte de ellos. Algo que acabó siendo uno de los factores determinantes en las graves consecuencias para el mundo de la música clásica durante la crisis que comenzó en el 2008.

Especialmente en Europa, pero sin duda también a nivel mundial, los gobiernos priorizaron sus balances económicos atendiendo a las demandas sociales. Desgraciadamente esto hizo que la música clásica sufriera uno de los mayores recortes económicos de su historia, con consecuencias desastrosas para su estructura y difusión. La música clásica, había dejado de ser una prioridad social hacía ya mucho tiempo.

Por eso es ahora, cuando la recuperación económica global comienza a ser un hecho, el momento para aprender de los errores pasados. La música clásica debe estar en el centro de la sociedad. No solo por el valor de la herencia que supone para nuestra evolución como seres humanos, sino también por los beneficios que esta tiene en la educación de nuestras generaciones más jóvenes.

Por eso el marketing musical es fundamental para un sector tan necesitado de reconocimiento social y apoyo institucional. Además, supone una oportunidad tanto para el mundo de la música como para el mundo del marketing, por las oportunidades que ambos mundos se brindan entre sí.

Las razones son diversas y de origen muy distinto, pero sin duda, y hablo por experiencia personal, ambos mundos ofrecen oportunidades extraordinarias de trabajo y aprendizaje conjuntos.

Por un lado, el marketing musical puede ayudar a conectar a todo un sector con su público. El trabajo que supone ese esfuerzo de comunicación es también un ejercicio de autoconocimiento interno muy necesario para el propio desarrollo del sector.

Por otro, el mundo del marketing tiene un nuevo campo de desarrollo creativo dentro de un sector que, por sus características, puede aportar nuevas posibilidades de creación de contenidos y desarrollo de rutinas de trabajo basadas en la propia naturaleza del sector y sus profesionales, donde valores como el rigor, la disciplina, pero también la inspiración o la creatividad, son parte del trabajo cotidiano.

Pero, ante todo, marketing y música comparten características comunes esenciales que facilitan su integración. La necesidad de escuchar, medir, comunicar e interactuar son solo alguna de ellas, y hacen que estos dos mundos estén más cerca de lo que pudiéramos pensar a priori.

Razón de más para seguir creciendo juntos y hacer del marketing musical una oportunidad para ambos sectores desde el centro de la sociedad del siglo XXI.

Esta entrada fue posteada el Sábado, marzo 10th, 2018 a las 4:19 pm en la categoría Inicio, Marketing, Marketing Musical. Puedes seguir este post en el siguiente RSS 2.0 feed.

Deja un comentario