Data Driven

Data Driven Marketing: Cómo Hacer Más Exacta Una Ciencia Inexacta

por Andrés Rodríguez

A lo largo de la historia del marketing, desde sus inicios ha ido evolucionando hacia un mayor conocimiento del consumidor.  A comienzos del siglo XX el mundo se centraba en la producción, sin importar realmente si se satisfacían las expectativas del cliente, pero si era tremendamente relevante que fuera muy eficiente en términos productivos. Muy por el contrario, desde hace más de 40 años, al menos desde el Marketing Moderno de Philip Kotler, que el consumidor (las personas) son el centro de todo.

En esta mirada de poder poner al consumidor al centro de la discusión, los datos han jugado un rol fundamental, sobre todo desde el siglo XXI en adelante, de la mano con avances tecnológicos que nos ayudan a acceder a más y mejores datos.  A diario nos vemos bombardeados por miles de conceptos relacionados a un mayor conocimiento del consumidor y de los datos relacionados a la interacción con éste; data intelligence, data mining, marketing relacional, big data marketing, entre muchos otros, los cuales a veces nos confunden como se relacionan y diferencian entre sí. Independiente de todas estas terminologías existentes,  apunto a realzar la importancia de  hacer del marketing una herramienta cada vez más exacta mediante DATOS y que en definitiva nos permitan poner al consumidor realmente al centro, desde la planificación de una campaña, en el relacionamiento permanente con ellos y en la medición de resultados.

El Data Driven Marketing en definitiva es la rama que apunta a que las decisiones provienen del análisis de datos capturado de los consumidores, conociéndolos, comunicándonos mejor con ellos, de manera más personalizada, más certera y más rentable.

Primero que todo,  debemos entender que el big data puede ser utilizado de manera predictiva desde la creación de nuevos productos, no solamente para métrica de los resultados de que tan exitosa fue mi campaña de marketing.  Los datos pueden ayudarnos a crear productos que se ajusten a lo que los consumidores realmente necesitan o desean, a encontrar la oportunidad, o el espacio por cubrir.

Una campaña de marketing definitivamente tendrá mejores resultados con una buena planificación, donde podamos dirigir nuestros esfuerzos de manera más certera para traducirse en la venta de nuestro producto o servicio.  Para esto, nuevamente toman un rol protagónico los datos.  La revolución digital ha sido un gran aliado, generando que los consumidores vayan dejando sus huellas en múltiples canales, permitiendo a las empresas conocer sus comportamientos y acciones. Lo que antes era fundamental para una campaña, como definir un target demográfico, hoy es el “desde”. Actualmente tenemos la posibilidad de acceder a tantos datos valiosos que podemos incluso predecir ciertos comportamientos de compra que nos permitan dirigir acciones de marketing mucho más efectivas. Por ejemplo si conocemos el comportamiento de personas al comprar un auto, en términos de frecuencia, gustos o incluso en términos probabilísticos desde qué marcas o modelos vienen sus compradores, o de qué profesiones o actividades, nos permite desarrollar campañas sumamente efectivas y con mayores posibilidades de transformarse en venta.

Una vez que ya contamos con un cliente, es fundamental que logremos capturar los mayores datos de la persona y cómo se relaciona con nuestra marca. Si logramos conocer sus expectativas, sus gustos y comportamiento, lograremos una comunicación efectiva y permanente, que nos permita su fidelización, pero además descubrir patrones que  me permita ir a buscar otros que reúnan estas características comunes.

Finalmente, los datos además de permitirme  atraer clientes y luego mantenerlos, me permiten medir resultados. Hoy en día una campaña de marketing debe contar con KPI muy concretos, con los cuales podamos medir efectividad pero además aprender y evolucionar positivamente en cómo me comunico con mi mercado objetivo.

El desafío  es generar relaciones rentables y de largo plazo con los consumidores y los DATOS son nuestro mejor aliado. El marketing ya no es esa ciencia inexacta que se relataba el siglo XX. Hoy tenemos las herramientas para hacer del marketing algo cada vez más exacto y certero.

Esta entrada fue posteada el Lunes, febrero 5th, 2018 a las 10:18 pm en la categoría big data, Inicio. Puedes seguir este post en el siguiente RSS 2.0 feed.

Deja un comentario