speaker

Cinco Consejos Para Diferenciarte Del 90% De Los Oradores.

por Daniel Ríos

Guy Kawasaki, gurú de la tecnología y evangelista del sitio Canva.com dijo que más del 90% de las presentaciones “apesta”. Estos consejos te ayudarán a situarte en el 10% que logra informar para ser recordado y entretener para ser comprendido.

Comienza con un fin en mente

Muchos presentadores realizan un punteo de muchas cosas que quieren decir y sobre las cuales desean persuadir. Sin embargo, no tienen un claro fin en mente. ¿Qué quiere decir esto? Una buena forma de encontrar la respuesta es preguntarnos, ¿qué quiero que mi audiencia haga, diga o sienta luego de mi presentación? Con un fin en mente, el camino se despeja bastante. No te pierdas.

Incluye un GPS en tu presentación

¿Alguna vez escuchaste a alguien mientras te preguntabas hacía dónde va con todo esto que está diciendo? Seguramente te ocurrió y también gastaste energía pensando cuál sería el siguiente punto por tocar. Ahí es donde entra en acción el “gps” del speaker. Es muy sencillo pero muy importante darle coordenadas a tu público. Existen dos puntos que se cruzan y que debes informar: duración y conformación.

No es lo mismo decirles a las personas que hablarás durante 20 minutos que si les dices que hablarás durante una hora. El estado mental en el cual nos situamos depende mucho de la duración de la charla y no hay nada más desgastante que no saber cuánto terminará de hablar la persona que tenemos adelante.

El segundo eje es el relativo a qué puntos se tratarán o cómo desarrollarás aquellos puntos iniciales. Dar a las personas un mapa de tu charla también les dará la chance de concentrarse en tus contenidos sin tener que adivinar qué es lo que está a la vuelta de la esquina. Todo lo que enfoque sus energías en tu mensaje te conviene.

Avisa que estás por terminar

Es inevitable que, con el correr del tiempo, la atención de las personas vaya decayendo. Cuando les avisamos que estamos a punto de finalizar, recuperamos su atención. Hazlo.

Repasa las principales conclusiones

El final es el momento de pasar revista a los puntos que has querido probar. Recuerda que las personas retienen, más que nada, lo primero y lo último que escucharon. No desaproveches la oportunidad de darles un mensaje final de no más de diez palabras que resuene por un largo tiempo en sus cabezas.

Nunca termines con preguntas y respuestas

Las preguntas y respuestas llevan a la casuística. Asegúrate de que lo último que escuche tu auditorio sea ese mensaje que quieres que lleven consigo. Puedes abrir el espacio de preguntas y respuestas antes de tu mensaje final.

Esta entrada fue posteada el Jueves, septiembre 28th, 2017 a las 9:51 pm en la categoría Inicio, Personal Branding. Puedes seguir este post en el siguiente RSS 2.0 feed.

Deja un comentario