marketing inmobiliario, bitcoin, flumarketing

¿Puede Realmente El Bitcoin Revolucionar Las Transacciones Inmobiliarias?

por Goffredo Dario Rossi

Los drones y la realidad virtual están cambiando la manera de vender inmuebles, pero la próxima revolución en la industria de bienes raíces podría impactar la manera de realizar los pagos en las transacciones de compra y/o venta de inmuebles. La tecnología blockchain, fundamento de las monedas virtuales como el Bitcoin, está llamada a jugar un rol central en las transacciones inmobiliarias del futuro.

Los compradores de lujo, en particular, deberían estar al tanto de cómo sus transacciones de bienes raíces podrían ser radicalmente diferentes en solo unos pocos años.

¿QUÉ ES EL BLOCKCHAIN?

En resumen, los llamados blockchains o cadenas de bloques, son libros contables online distribuidos utilizados para registrar transacciones. Son descentralizados y públicos, pero encriptados y tienen el potencial de reducir el papeleo, eliminar el fraude y acelerar las transacciones.

Adoptar la tecnología blockchain o sistemas similares de libros contables distribuidos, podría simplificar significativamente los procesos financieros de casi cualquier transacción, particularmente aquellas que involucren acciones gubernamentales regulatorias y controles bancarios.

Dicho esto, la finca raíz es citada frecuentemente como una industria que se encuentra lista para ser revolucionada en las manos del blockchain.

RELACIONADO: ¿QUÉ ES BLOCKCHAIN Y CÓMO APLICA A LA INDUSTRIA INMOBILIARIA?

 LA PROMESA DEL BLOCKCHAIN

1) Registros más confiables.

Las cadenas de bloques tienen la ventaja de ser altamente encriptadas y a la vez fáciles de buscar. De hecho, son estas dos propiedades fundamentales las que hacen posible a las monedas virtuales como el Bitcoin. En tal sentido, todas las transacciones en Bitcoin están atadas a un registro público y ese registro no puede ser modificado.

Por lo tanto, incorporar el blockchain a las transacciones inmobiliarias alteraría la red masiva de “terceras partes” involucradas, como por ejemplo compañías de escrow y títulos, cuyos negocios se basan enteramente en validar y almacenar registros de las transacciones.

En consecuencia, eliminar estas actores simplificaría el proceso para compradores y vendedores, lo cual es una gran noticia para ellos, pero terrible para las compañías antes mencionadas.

2) Menos fraudes.

Debido a que la tecnología blockchain fue creada originalmente para el Bitcoin, una moneda virtual que no está respaldada por ningún banco central o gobierno, se estamparon en su ADN extensos rastros para auditoria. Como resultado, los blockchains muestran registros de quién hizo la transacción y cuando, y estos registros no pueden ser falsificados.

Para las transacciones inmobiliarias, esto significa menores oportunidades de cometer fraudes por medio de registros falsos o forjados. Esto protege tanto al comprador como al vendedor, particularmente para el caso de propiedades de lujo que usualmente son negociadas a través de transacciones en efectivo.

3) Mayor transparencia.

Con esta nueva tecnología, los registros públicos son más que una simple y útil característica. Son fundamentales desde el concepto mismo del propio blockchain. Sin un libro de transacciones, no puede haber confianza ni fiabilidad.

No todo el mundo es fanático de los registros públicos. Algunas personas ultra adineradas son aficionadas de ofuscar sus identidades en las transacciones inmobiliarias. Por lo que la posibilidad de que cada transacción inmobiliaria se vuelva parte de un registro público, no caerá bien a todo el mundo.

Pero con tanto en juego, la industria seguramente encontrará la manera de sortear este asunto particular. Tal vez sea posible, por ejemplo, mantener los registros correspondientes (disfrutando la conveniencia y seguridad del blockchain), mientras que se permite que agentes autorizados firmen las líneas punteadas digitales.

4) Menos papeleo.

Finalmente, y a pesar de que pueda sonar trivial, reducir la cantidad de papeleo necesario para cerrar incluso la venta más simple de un inmueble, resultaría en un enorme ahorro de tiempo, dinero y frustración.

Esta podría ser la única ventaja del blockchain que no perjudica a nadie. Ya se trate de compradores, vendedores o corredores inmobiliarios, nadie recibe con agrado la montaña de papeleo que ha sido parte del proceso desde hace décadas.

BARRERAS PARA LA ADOPCIÓN

1) Complejidad.

En su forma actual, la tecnología blockchain es difícil de entender, sin mencionar su dificultad para implementarse a través de todo el sector de bienes raíces. Como tal, la construcción de cadenas de bloques sigue siendo una industria artesanal en la que terceras partes son contratadas para diseñar, construir, implementar y supervisar aplicaciones específicas para cada industria. Esto cambiará pronto, a medida que la tecnología gane mayor aceptación y más profesionales financieros se familiaricen más con los términos del blockchain.

2) Aceptación de la industria.

Aunque grupos defensores de la industria como la International Blockchain Real Estate Association ya están promoviendo la adopción del blockchain, la tecnología permanece como una novedad en esta y en muchas otras industrias.

Por otra parte, también existe el riesgo de un potencial rechazo. Las compañías de títulos y otros intermediarios podrían presionar en contra de esta tecnología que podría volver obsoletos a sus negocios.

3) Aceptación gubernamental.

La tecnología blockchain fue desarrollada específicamente como una alternativa a las monedas centralizadas y respaldadas por gobiernos. En la forma de Bitcoin (BTC), está funcionando: El precio del BTC está aumentando a cifras record y ningún gobierno tiene control sobre su intercambio.

Utilizar al blockchain en otras industrias, especialmente la inmobiliaria, podría requerir de algún nivel de apoyo por parte de los gobiernos. Algunos analistas versados en el tema, sostienen que si los registros gubernamentales no existieran, entonces ¿cómo podría alguien comprobar que es el propietario de un inmueble? Sin un repositorio de respaldo de registros fiables, hipotéticamente cualquiera podría reclamar la propiedad de cualquier cosa.

Si bien algunos ejecutivos de la Reserva Federal de los Estados Unidos de América han expresado interés en la tecnología blockchain, no esperemos que este país sea de los primeros en adoptarla. Ese honor recae en la nación báltica de Estonia, la cual implementó recientemente un sistema nacional de identificación centrado en blockchain.

4) No-Amigable con el usuario.

Un último obstáculo se ubica entre el potencial del blockchain y su despliegue en el mundo real. Hacer que la tecnología sea más “user friendly”. Además de educar a los usuarios, esto significa la creación de softwares para Windows y Mac que funcionen con blockchains, servicios basados en la nube creados específicamente para la comunidad inmobiliaria y aplicaciones móviles que dependan del blockchain para realizar verificaciones y procesos anti fraude.

Esto no es una tarea pequeña, pero si es una oportunidad enorme para algunas startups y otras compañías de software.

MIRANDO HACIA ADELANTE

En la forma de Bitcoin, el audaz experimento de la tecnología blockchain es hasta ahora un éxito. Aunque el mercado del BTC es volátil, por decir lo menos, hay dinero real en juego. Al momento de redactar este artículo, el precio del BTC rondaba los $7300, pero en el 2010 apenas se valoraba en algunos centavos.

Como un todo, la industria inmobiliaria será lenta en cambiar sus costumbres bien establecidas. Pero los grandes jugadores de esta industria quizá no tengan otra alternativa. De hecho, ya existen nuevos advenedizos que están entrando al mercado con nuevos productos y plataformas basados en blockchain.

Dicho esto, Ubitquity por ejemplo, es una plataforma asegurada por blockchain para el registro de transacciones inmobiliarias, que fue lanzada oficialmente en Septiembre del 2015. Por otra parte se encuentra Flip, un mercado de arrendamientos peer-to-peer, que está experimentando con el almacenamiento de reportes en formato blockchain.

Ambas esperan reducir o incluso eliminar el fraude y crear una experiencia más amigable para el usuario. El tiempo dirá si tendrán éxito.

Esta entrada fue posteada el Sábado, mayo 12th, 2018 a las 9:27 pm en la categoría Inicio, Tecnología. Puedes seguir este post en el siguiente RSS 2.0 feed.

Deja un comentario